Comí en Viña: Helado

Quise volver a Viña del Mar porque tenía recuerdos de una ciudad muy bonita. La primera vez que fui, el 2012, lo hice para ver a Super Junior. Con mi amiga recorrimos muy poco, pero en mi memoria estaba el verde que cubría los cerros de arriba a abajo y la playa. De comida podía decir bastante poco, ya que por entonces sólo me deleité con lo que los malls ofrecían (y es que en mi ciudad no hay Burguer King. Bleh.).

Organizamos el viaje con mi pololo el mes anterior porque yo sabía que en mi trabajo nos iban a dar una semana completa de vacaciones por Fiestas Patrias. Viajamos en bus, cosa que no me entusiasmaba porque la vez anterior también había viajado en bus y había sido horroroso. Confieso que esta vez el viaje de ida no fue tan terrible como yo recordaba, seguramente porque ahora contaba con excelentísima compañía, pero el viaje de regreso fue atroz. Y afirmo que si está dentro de mis posibilidades, siempre optaré por viajar en avión.

Pasamos cuatro maravillosos días en Viña del Mar y comimos MUY rico. Así que en este post y otros más, creo, comentaré sobre las cosas ricas de Viña que alcanzamos a probar. Y también, las cosas no tan ricas o las cosas que llamaron mi atención profundamente, como el helado.

Estando de paseo por el Marina Arauco, me llamó la atención una heladería que aclamaba ofrecer el verdadero gelato italiano. Me acerqué a mirar de cerca porque casi cualquier cosa de variados colores y palabras en letras grandes en las paredes me gusta.

IMG_1041

Esta heladería ofrecía una variedad de helados: sin lactosa, sin gluten, elaborados con productos orgánicos y sin aditivos, entre otros. Pensé que era maravilloso. Me atreví a probar un helado Zero lactosa de tiramisú y vainilla y, siendo muy honesta, el helado era desabrido, lo cual decepcionó mi pequeño corazón que esperaba, emocionado, algo delicioso. Pero aún así lo disfruté. El de tiramisú no era tan desabrido como el de vainilla, haha. Y bueno, en verdad, ¿qué puedes esperar de un helado que es cero lactosa y cero gluten? Lo que a mí me gustó del lugar es que ofrece la opción de cero lactosa a personas como yo que somos intolerantes. Me comí ese helado sabiendo que después no tendría que sufrir problemas de hinchazón, y eso fue rico.

Además que me gustaron los escaparates. Porque giran.

IMG_1038 IMG_1039

Este sitio me gustó porque proponía algo diferente, algo que en mi ciudad tercer mundista no se ve. ¿Volvería a este lugar? Claro que sí. Probaría otros sabores, no me rendiría hasta encontrar uno que me gusté. Además ofrecen helados bajos en calorías, hechos a base de agua. Es perfecto para las que a veces nos preocupamos por no consumir demasiadas calorías.

Espero volver pronto a Viña y probar el helado de canela. Me quedé con las ganas ;_;.

Ah, por cierto, el lugar se llama Zenzero. Aquí les dejo el link de la web del Mall Marina Arauco sobre este local.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s