Un OST

Image

Vine a desempolvar el blog con un post sobre el OST de mi vida.

Bueno, no tan así, pero si mi vida fuera más interesante y tuviera un poquito de aventura, riesgo y ese tipo de cosillas, esta sería la banda sonora.

Ya, okay, que no todos los temas me encantan, pero el OST que traigo le da un toque a la serie que, al verla sin estos arreglos musicales, no sería tan buena, creo yo.

Bleach como manga se empezó a publicar el 2003, pero como serie se estrenó el 2004 bajo el nombre de un grande como Studio Pierrot, papá de series geniales como Yu Yu Hakusho, Tantei Gakuen Q y Naruto (por lo menos, yo las encuentro geniales).

El soundtrack de la adaptación de anime fue compuesto por Shirō Sagisu, una japonés del cual jamás había escuchado hasta que me pongo a leer info sobre el OST de la serie en Wikipedia, y porque mi conocimiento sobre compositores japoneses se reduce a los trabajos de Yuki Kajiura y Yoko Kanno.

Anyway. Bleach jamás llamó mi atención por aquellos años en los que dedicaba mi tiempo de adolescente a ver monitos chinos. No fue sino muchos años después, ya vieja y chascona (aunque no tanto como en la niñez) que empecé a verla sólo porque la pasan en una canal de cable que sintonizo almost all the time.

En sí la historia no me ha atrapado todavía, la veo más por costumbre, porque en realidad, si no miro Friends en el Warner o alguna peli en los canales de cine disponibles, simplemente no veo tele, (y como soy excéntrica y no pienso en mi planeta, me gusta tener la tele encendida mientras hago cosas en la laptop y gastar energía, como ahora, que tecleo esto con la tele prendida, y fíjese que justo están dando Bleach). La trama todavía no me engancha, pero debo decir que en los momentos más densos de algunos episodios me he quedado pegadita a la pantalla, poniendo harta atención a lo que pasa. Y es que la primera vez que lo hice fue porque escuché la música de fondo.

Todos los sonidos combinados en On the Precipice Of Defeat suenan maravillosamente. Es ese tipo de música que te eriza la piel y te da escalofríos justo en ese momento de la historia donde está a punto de quedar la grande.

 

Creeping Shadows es otra pieza maravillosa. Es ese tipo de música que te eriza la piel y te da escalofríos justo en ese momento de la historia donde está a punto de quedar la grande. Sí, me genera lo mismo que la anterior, ha.

 

Requiem for the Lost Ones tiene un inicio que me para todos los pelos. Es densa, es descorazonadora, es desesperanza en sonidos fuertes. Y la amo. Oh, catarsis, ven a mí.

 

Asterisk es el primer opening de la serie y el décimo single de la banda de rock japonés, Orange Range. Me trae buenos recuerdos (horas moviendo los dedos con Anime Hero, haha).

 

Otro tema que no es del primer OST, y que amo con cada partícula de mi ser es After Dark, séptimo opening de la serie y canción de una de mis bandas más casi favoritas de la vida, Asian Kung Fu Generation.

Ponerme a describir esta canción, lo que me provoca, lo que siento o me hace pensar es demasiado, yo tendría que dedicarle un post completo a este tema. Pero como no quiero porque soy flojita, pongo el video, que me encanta.

 

D-technolife es el single con el que debutó UVERworld en el 2005 y es el segundo opening de Bleach. Esta cosita llegó a mis oídos cuando, un día en mis catorce años, me cayó en las manos un cd con un montón de temas de series de anime. Reproduje todas las canciones en shuffle y así la encontré, y hasta el día de hoy D-technolife es una de mis canciones de anime favorita.

 

Eso. Peace.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s